¡¡Empower-empatía!!

empowerpatiaY hablando de empatía….

Cada vez que hablamos con alguien estamos estableciendo o al menos intentándolo, una relación de empatía, y eso, nos incluye a nosotros mismos. Sí, la empatía empieza por uno mismo, o es que no les ha pasado alguna vez que se “han levantado con el pie izquierdo” y ese día….la relación con nosotros mismos y con los otros, no fluye, no llega, no está.

Más que empatía, hay personas empáticas o situaciones empáticas y hasta yo diría que hay, actitudes empáticas. Si queremos compartir las emociones de otras personas, si sentimos la necesidad de ayudar a los demás, si queremos identificar cómo llegar al otro, entonces, nuestra actitud es de apertura, de generosidad, de escucha y de interés hacia el otro.

Según un estudio de la Universidad de Kingston (UK), publicado en Personality and Social Psychology Bulletin, la empatía es un elemento importante en la solidaridad, proporcionando bienestar a las personas que nos rodean y generando un buen clima familiar y laboral. Y si es tan buena, ¿qué hace que no la estemos practicando todo el tiempo?

Si deseamos ser los mejores proveedores de nuestros clientes, proporcionándoles ese bienestar que creemos nuestro producto puede darles, ¿por qué no la usamos más allá del mero uso con el exclusivo objetivo de vender más?

Cuando se establece una relación sincera desde la empatía con un cliente, la fidelidad está garantizada.

Muchos piensan que generar una relación con el otro donde haya fluidez es tremendamente complicado, y ciertamente puede llegar a serlo, sobre todo si estamos vinculados al área comercial, si: no abandonamos nuestras ideas, nuestros fantásticos puntos de vista, nuestro orgullo, nuestra sapiencia, nuestros objetivos particulares ya sean personales o profesionales, etc. por unos instantes; para poder escuchar qué es lo que el otro tiene que decirnos, qué emoción nos transmite, qué ideas forjan su pensamiento.

A veces, nos han confundido haciéndonos creer que si somos empáticos con alguien es que estamos de acuerdo con esa persona. Yo digo que, se puede estar en completo desacuerdo con alguien, sin por ello dejar de ser empáticos, respetando lo que tiene que decirnos, respetando su posición.

Para mí, la empatía es un talento emocional a desarrollar por cada uno de nosotros. Lejos de los que muchos piensan, que la emocionalidad es negativa; porque somos humanos, somos emocionales; la emocionalidad hay que gestionarla, pero no eliminarla o anularla. La empatía es emocionalidad puesta al servicio de nosotros, es una cualidad altamente valorada en nuestro día a día, en las negociaciones, con nuestros equipos de trabajo,…

En la empatía, intervienen 2 factores fundamentales:

  • La Escucha: ¿Cómo escuchamos lo que otra persona nos dice, sin hacer una interpretación teñida con nuestros propios contenidos? ¿Qué me quiere decir?
  • El Feedback: ¿He comprendido bien todo lo que me has querido transmitir? ¿Qué se puede hacer para mejorar las cosas? (no es dar soluciones, sino abrir posibilidades)

Practicando tan sólo estos dos elementos, podemos establecer una relación empática satisfactoria con cualquier persona de nuestro alrededor. ¡¡Pongámonos en marcha!!

Elijamos a una persona de nuestro entorno personal o profesional; dejemos de lado nuestro “Pepito Grillo” mental o diálogo interno, centrándonos sólo en la persona que tenemos delante; hagamos mentalmente un círculo que nos rodee a ambos, para así poder focalizarnos mejor en lo que nos tiene que decir y transmitir (su lenguaje corporal, también nos habla); y escuchemos sin que la “crítica” constructiva o destructiva, aparezca en nuestra cabeza. Entonces, y sólo entonces, descubriremos un mundo lleno de posibilidades que no habíamos sido capaces de contemplar aún, nos guste o no.

Es en ese momento, cuando el cliente y tú, el interlocutor (tenga el rol que tenga) y tú, podréis construir algo desde el win-win.

Te lanzo dos preguntas:

¿Se te ocurre cómo aplicarlo en tus visitas a clientes?

¿Qué beneficios crees que puedes conseguir “estando en empatía”?

¿Te atreves a hacerlo al menos con una persona al día?

Entonces, es hora de aportar valor y crecer juntos en emociones y razones. ¡¡Empatízate y Disfruta!!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin
Concha Hidalgo

Concha Hidalgo

Concha Hidalgo, psicóloga y coach, con máster en diferentes ámbitos: RRHH, Psicoterapia y Neurociencia. El valor por el que rige su vida es el aprendizaje; su lema “si tú cambias, todo cambia”. Y es en el cambio donde tiene el foco. Cambio de perspectiva, cambio en la forma de hacer las cosas desde la reflexión, cambio en la manera de crear un modelo en el que el cliente sea quien compre y no el comercial quien venda. Identifica, Analiza y Acompaña en cada una de las fases de la venta. Su consultoría es práctica, e implica verticalmente a toda la organización, para que el cambio sea sostenido en el tiempo. Desde el 2007, ha dirigido e implementado proyectos en España, Portugal, África y América Latina. Su objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Te ha gustado el artículo?
Recibe los mejores artículos de ventas y recursos gratuitos en tu correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *