Cualidades para sobrevivir en entornos VUCA

VUCA arenasLos medios técnicos, diferencian nuestra ahora, del pasado. Todo va rápido y está al alcance de todos a través de las redes. Teniendo en cuenta la realidad en la que vivimos, no podemos obviar, que las empresas también se ven influenciadas por esta nueva forma de entender la vida, es decir, las empresas deben adaptarse a los nuevos tiempos. Desde ahí, desde estas circunstancias, se ha dado en llamar el Entorno VUCA.

¿Qué es VUCA? ¿A qué hace alusión? Son las iniciales de:

V (Vulnerabilidad) U (Incertidumbre) C (Complejidad) A (Ambigüedad)

Dentro de estas situaciones en que las empresas se encuentran; el estilo de dirección, los profesionales que tienen responsabilidad, deben jugar una serie de cualidades, que no son evidentes de cultivar:

  • Capacidad de Anticipación. Como decía al inicio del escrito. El mundo cambia cada día más rápidamente, y las nuevas tecnologías nos lo muestran a cada minuto. Eso hace que, haya cantidades ingentes de información a gestionar y que pueden generarnos un desgaste, más que un aporte. Sólo desde la anticipación de los futuros mercados, competencia, productos, movimientos sociales, podremos seguir estando. Sí, así es. Seguir estando, porque el que hoy está, mañana puede que ya no. La velocidad es vertiginosa y aquel que se anticipa puede seguir en el mar.
  • Prudencia. Ligada a la anticipación, porque el que aprende, anticipa y es prudente. Desde ahí, no estaremos en la “subsistencia” sino en la creación del cambio que requiere nuestro sector, nuestro producto, nuestro equipo, nosotros mismos.
  • Actitud de Aprendizaje, porque si no aprendes formas nuevas, pronto estarás obsoleto. Sólo puedes mantener el talento, desde el afán de superación con el conocimiento.
  • Humildad. Qué gran palabra exenta, cada vez más, de personas que la sepan portar. Sin la humildad, estamos condenados a decisiones unilaterales basadas en apegos no resueltos. Porque el que se erige como conocedor del bien absoluto, sin ejercitar la más mínima duda, o sin escuchar los criterios de los demás, se subirá al pedestal de la insensatez y la vanidad.
  • Adaptabilidad, vinculada al aprendizaje. Todo el que aprende se adapta más rápido. Prueba es que, en grandes empresas con talento a raudales, se les pregunta con cierta regularidad a sus empleados si se han formado en algo nuevo en los últimos meses. Eso indica que van a integrar nuevas formas dentro de la empresa y que son más fácilmente adaptables a la incorporación de mejoras.
  • Pensar. Qué gran verbo, y qué poco se pone en acción. Estamos acostumbrados a “sobrevivir”. Que levante la mano aquel que sigue repitiendo estilo desde tiempos inmemoriales. Aunque no estamos aquí para sentirnos culpables, sino para tomar conciencia y “ponerse las pilas”. Sólo desde la reflexión, podremos actuar con criterio.
  • Visión Positiva. Suelo decir a los profesionales que me contratan que, enfocarse en la solución de un problema, abre ventanas. Mientras que si nos focalizamos en el problema, cerramos puertas y nos quedamos a oscuras. La realidad puede llegar a ser difícil, incluso dolorosa, sin embargo, el optimismo oxigena la mente. El optimista, presenta un abanico de alternativas a explorar, que raramente el pesimista va siquiera a vislumbrar.
  • Visión Holística. Absolutamente necesaria en un mundo conectado. Si todos conocemos que el vuelo de una mariposa puede producir un huracán; el cerrar los ojos a otras visiones, otras perspectivas, otras maneras de hacer, nos limita y nos deja solos y maniatados.
  • Conocer la Historia, porque la historia se repite, una y otra vez. Saber cómo otras culturas o empresas han enfrentado ciertas situaciones, nos puede ser de gran ayuda en nuestra realidad actual.

Partiendo de esta realidad presente, y sabiendo que el área comercial es que el que imprime parte del carácter de las corporaciones, aquí no se trata de vender, sino de que me compren. Para eso, como todos sabéis, el valor diferenciador gana siempre.

Y entonces llegamos a las Empresas F (cercana) A (adaptable) C (clara).

Y para ello, aun pareciendo complicado, es bien sencillo.

  • La Adaptabilidad es signo de aprendizaje constante, y esto también significa, ir incorporando esos aprendizajes a base de ensayo-error. ¡¡Cuidado!! Debemos entrenar la incorporación de nuevas formas de trabajar, desde la reflexión. Recordad a los pollos descabezados que corren y corren sin rumbo.
  • Esa adaptabilidad será más sencilla, desde la Cercanía. Con confianza se va a todos sitios. Procura tranquilidad, sosiego, no juicio. Sabiendo que, si nos equivocamos, forma parte del plan.
  • Claridad. Con lo sencilla que es de interpretar esta palabra, y lo complicado que nos lo ponen a veces ¿verdad? Y que, sin la cercanía de la confianza, la claridad se vuelve opaca. Donde aparece la claridad, la suma está garantizada. Nadie espera cuchillos por la espalda ni cambios de rumbo incontrolados. Todos participamos, desde nuestra particular responsabilidad, en hacernos la vida profesional más fácil, más próspera, más enriquecedora.

Al hilo de este nuevo tipo de empresas, yo me pregunto, ¿cómo es posible que el mismo producto en boca de unos, llegue a tanto éxito y en boca de otros, esté en el lodazal? Pues quizá debamos pensar que, estos que se van a casa con una sonrisa en la cara por lo que consiguen cada día, no sólo sea debido a su optimismo, sino al afán de superación que tienen.

La mejor manera de aprender, es enseñar a otros.

¿Te gustaría aportar a tus compañeros de equipo, acciones que te están dando resultado?

La Proactividad es una virtud, así que… Convierte a tu empresa en F (cercana) A (adaptable) C (clara)

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin
Concha Hidalgo

Concha Hidalgo

Concha Hidalgo, psicóloga y coach, con máster en diferentes ámbitos: RRHH, Psicoterapia y Neurociencia. El valor por el que rige su vida es el aprendizaje; su lema “si tú cambias, todo cambia”. Y es en el cambio donde tiene el foco. Cambio de perspectiva, cambio en la forma de hacer las cosas desde la reflexión, cambio en la manera de crear un modelo en el que el cliente sea quien compre y no el comercial quien venda. Identifica, Analiza y Acompaña en cada una de las fases de la venta. Su consultoría es práctica, e implica verticalmente a toda la organización, para que el cambio sea sostenido en el tiempo. Desde el 2007, ha dirigido e implementado proyectos en España, Portugal, África y América Latina. Su objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Te ha gustado el artículo?
Recibe los mejores artículos de ventas y recursos gratuitos en tu correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *